fbpx

Los consejos del experto Climadiff

  • ¿Cómo elegir una bodega? Las preguntas para preguntar
  • La degustación
  • Las reglas de oro del envejecimiento
  • ¿Qué vino, qué temperatura?
  • Consejos y trucos para usar su bodega de envejecimiento

¿Cómo elegir una bodega? Las preguntas para preguntar

¿Está buscando activamente una bodega para beneficiarse de condiciones óptimas de degustación ? Todo es tuyo. ¿Cómo elegir la bodega ideal ? ¿Cómo decidir y elegir entre el envejecimiento de la bodega, la conservación o el servicio de bodega? Para tomar la decisión correcta, le aconsejamos que haga cuatro preguntas esenciales .
¿Qué uso le va a dar a la vinoteca?

Elegir correctamente una vinoteca depende fundamentalmente del uso que desee darle. La estética y el diseño de la vinoteca tienen su importancia, pero antes de considerar este criterio, existen muchos otros detalles que deben tenerse en cuenta. ¿

Qué espera de la vinoteca?

¿Es para vinos de guarda?

¿Para dejar envejecer los vinos en las mejores condiciones?

En ese caso, le recomendamos que opte por las vinotecas de envejecimiento, que reproducen con gran fidelidad las condiciones óptimas que ofrecen las bodegas subterráneas. Si desea conservar sus botellas durante mucho tiempo y disfrutar al mismo tiempo de una fantástica puerta acristalada con tratamiento anti-UV para exponerlas, por ejemplo, en un salón, opte por una vinoteca de conservación con puerta acristalada.

En cambio, si su principal objetivo no es envejecer vinos de guarda y prefiere simplemente disponer siempre de botellas listas para su consumo, no lo dude y opte por las vinotecas polivalentes, de servicio o de chambreado, que satisfarán sus exigencias.

¿Cuántas botellas piensa guardar en la vinoteca?

Esa es una pregunta fundamental, sobre todo si quiere hacer que sus vinos envejezcan. El envejecimiento se insinúa con el tiempo e implica que su colección de botellas aumentará con el paso de los años. Por tanto, es preferible optar por un modelo cuya capacidad de almacenamiento se corresponda con su necesidad actual, a corto plazo, pero también y sobre todo, a su necesidad futura, a largo plazo, es decir, dentro de 2, 5 e incluso 10 años.

Como ya habrá imaginado, el tema de la capacidad de una vinoteca no es algo que se pueda tomar a la ligera, y debe pensarse bien. Para que se haga una idea, las cantidades de botellas que se indican en nuestro sitio web toman como modelo las botellas bordelesas tradicionales de 75 cl y parten de un número de bandejas mínimo.

Si desea crear una colección variada de botellas, calcule un margen de aproximadamente un 20 % menos. En la sección Accesorios encontrará bandejas adicionales. Tenga en cuenta que añadir una bandeja adicional reduce ligeramente la capacidad de almacenamiento de la vinoteca (equivale a una fila de botellas menos).

¿Qué ubicación? ¿Dónde instalar la vinoteca?

Otro punto importante y decisivo a la hora de escoger una vinoteca es su ubicación. De hecho, las características técnicas de las misma variarán dependiendo de si va a instalarla en un salón, en un garaje o en una cocina amueblada, por ejemplo. Si va a instalarla en superficie en un garaje o sótano, asegúrese de que la vinoteca esté dotada de un sistema de invierno.

Si está pensando en instalarla en un lugar a la vista de todos, Climadiff le ofrece una amplia selección de dimensiones, detalles estéticos, acabados, colores… Puerta compacta o acristalada, ; instalación en superficie, empotrable o integrada, ¡todo es cuestión de gusto y de estilo!

¿Qué presupuesto se necesita para comprar una vinoteca?

El presupuesto ideal tampoco existe

El presupuesto adecuado para una vinoteca será aquel que usted acepte invertir para disfrutar de todas las particularidades y características técnicas de una vinoteca de especialista, y eso depende de sus necesidades precisas. La gama de productos Climadiff es muy amplia. Cada tipo de vinoteca cumple un estricto pliego de condiciones y responde a unas exigencias de calidad.

El precio cambia en función, por ejemplo, de la capacidad, pero también en función del esfuerzo tecnológico al servicio de la conservación de los vinos, como la gama de vinotecas de clase energética A+, por ejemplo.

De manera orientativa, y para comparar, puede probar a calcular rápidamente el precio por botella.

Para ello, le recomendamos que haga el siguiente cálculo:

Precio de venta con IVA incluido de la vinoteca / Capacidad en número de botellas = Precio por botella.

Además podrá comprobar que, con unas características técnicas equivalentes, el precio por botella de una vinoteca de especialista resulta a veces más barato que el de una vinoteca de una marca menos conocida.

La degustación

Para una cata de vinos exitosa , hay secretos que conocer, hábitos que tomar y otros a los que rendirse. Si tuviéramos que centrarnos solo en el criterio más importante, sin duda sería la temperatura del servicio . Es imprescindible respetar una determinada temperatura para disfrutar plenamente de todos los aromas de su vino, su bouquet original. Servido demasiado caliente, el alcohol dará un paso amargo, se servirá demasiado frío, se cerrará porque está anestesiado.
Respetar la temperatura de servicio adecuada

Para apreciarse debidamente, un vino debe servirse a la temperatura adecuada.

Esta es una regla absoluta para disfrutar plenamente de todos los aromas y del buqué del vino. Si el alcohol se sirve demasiado caliente, sabe más amargo, y si se sirve demasiado frío, se apaga porque queda anestesiado.

La copa adecuada para deleite de los sentidos

Seguro que alguna vez ha visto imágenes de entendidos del vino en plena cata.

Y seguro que también se habrá fijado en que cada cata se realiza con esmero. Algunas veces casi parece una auténtica ceremonia.

En primer lugar, el vino se sirve en una copa, una copa con un cáliz amplio y transparente.

A continuación, el catador toma la copa por el pie y examina la nitidez, el color y la fluidez del vino. Luego el olfato ayuda a pulir el descubrimiento del preciado caldo que finalmente se insinuará en boca para desvelar todos sus delicados secretos.

El paladar, la importancia del gusto

Una cata de vino debe realizase con un paladar virgen. Al igual que un quesero recomendará probar sus quesos del más suave al más fuerte (¡sería una lástima probar uno azul y luego uno fresco de cabra!), el vino requiere que nuestras papilas y nuestro paladar estén libres de cualquier otro sabor.

Por tanto, evite tomar alimentos o bebidas que puedan desnaturalizar su paladar (té, café, menta, tabaco…) antes de lanzarse con entusiasmo a catar un buen vino. Sinceramente, ¡debe evitarse hasta un caramelo!

Ambiente sano y olfato preservado

Durante una cata de vinos, opte siempre por un ambiente sano y un lugar libre de cualquier perfume. Apague, por ejemplo, las velas perfumadas y asegúrese de no llevar perfume (o muy poco). El gusto está estrechamente vinculado al olfato. Por ello, ningún otro olor que no sea el de su copa deberá interferir en su sentido del gusto.

Las reglas de oro del envejecimiento

Una bodega eléctrica debe ofrecer las mejores condiciones de almacenamiento a sus botellas, más cerca de las de una bodega natural subterránea real. La apreciación de una "buena" bodega suele ser subjetiva y depende principalmente de las expectativas que tenga. Lo que podemos garantizarle es la calidad de los productos que comercializamos. Cada una de nuestras bodegas está equipada con especificidades técnicas, en respuesta a necesidades específicas. Todos están diseñados con un objetivo específico en mente: preservar todos los sabores y las cualidades olfativas del vino que colocará en nuestras bodegas. Para esto, se acepta comúnmente respetar las siguientes 5 reglas de oro .
Ausencia de vibraciones

Las vibraciones, por mínimas que sean, “fatigan” al vino. Perturban el lento proceso de formación del sedimento y favorecen la suspensión de partículas en el vino. Aunque los vinos jóvenes resisten mejor estos movimientos, los vinos más viejos (que a menudo son también los más preciados) pueden estropearse irremediablemente.

Y esto es inconcebible para alguien que haya invertido en una vinoteca con la esperanza de aportar todo lo necesario para conservar sus botellas. Una vinoteca “buena de verdad” no debe perturbar el reposo del vino.

Las botellas deben almacenarse en bandejas de gran estabilidad, y no someterse a vibraciones. Por esta razón, nuestras vinotecas están equipadas con un eficaz sistema de amortiguación que impide la transmisión de cualquier tipo de vibración a las botellas.

Para adquirir una vinoteca Climadiff exclusivamente dedicada al envejecimiento del vino, opte por el frío estático o el frío dinámico para limitar las vibraciones.

Una oscuridad protectora

La luz aumenta el potencial de reducción del vino, ya que modifica y altera su estructura. Por esta razón, la mayoría de los vinos de guarda se envasan en botellas de vidrio oscuro.

No obstante, hay que tener cuidado porque esta precaución no basta para detener todos los rayos luminosos nocivos (también denominados UV), por lo que las vinotecas de conservación Climadiff están equipadas con puertas con filtros anti-UV.

Una vinoteca destinada al envejecimiento debe garantizar una oscuridad total y perfecta, y para lograrlo, nada mejor que una puerta compacta. Si se opta por un modelo con puerta acristalada, para conservar los vinos, esta debe contar obligatoriamente con un tratamiento anti-UV eficaz. Las luces interiores de tipo frigorífico, y más aún las luces de neón, deben descartarse totalmente. En cambio, se puede optar por la iluminación con ledes.

Un aire sano y sin olor

Un gran número de corchos van perdiendo su eficacia con el paso de los años.

Así, para evitar que entren olores en la botella, una vinoteca eléctrica debe mantener las botellas en una atmósfera perfectamente sana. Para ello, una vinoteca adaptada a la conservación duradera del vino debe estar equipada con un filtro de carbón activo que proporcione una ligera ventilación eliminando los olores y regulando la humedad al mismo tiempo.

Un índice de humedad adecuado

El buqué del vino se desarrolla gracias a un proceso de reducción con una ausencia total de oxígeno, lo cual requiere un corcho de excelente estanqueidad.

Para preservar esta estanqueidad de manera duradera, hay que tumbar la botella para que el corcho permanezca en contacto con el vino, y mantener siempre un índice de humedad medio superior al 50 %. Si el índice de humedad desciende de manera duradera situándose por debajo de este valor, el corcho puede secarse dejando penetrar el oxígeno y provocando la oxidación del vino.

Un índice de humedad claramente superior, de más del 80 %, no supone ningún peligro para el vino, pero puede alterar las etiquetas.

Por tanto, una vinoteca debe estar obligatoriamente diseñada para garantizar siempre un índice de humedad medio situado entre el 50 % y el 75 %, evitando al mismo tiempo la presencia de agua estancada que podría provocar el desarrollo de bacterias y malos olores.

Una temperatura constante

Idealmente, la temperatura de una vinoteca debe ser constante y situarse en torno a los 12°C o 13°C.

En una vinoteca más fresca, el complejo proceso del envejecimiento se ralentiza y el vino acaba por contraerse.

En consecuencia, el proceso de envejecimiento se detiene. Por el contrario, a una temperatura más elevada, se acelera. El vino se desmorona sin alcanzar nunca su apogeo.

Así pues, más que la temperatura en sí, lo que es fundamental es su constancia y estabilidad. Las oscilaciones bruscas y reiteradas alteran la vivacidad del vino.

¿Qué vino, qué temperatura?

Como regla general, cuanto más sea rico y tánico un vino, mayor será su temperatura de servicio. Por el contrario, cuanto más un vino ligero y afrutado , más fría será su temperatura de servicio. A tener en cuenta: cuando está en el vaso, el vino se calienta rápidamente porque la temperatura de la casa es generalmente más alta que la temperatura ideal de cata. En verano, puede ser aconsejable servir el vino a 1 o 2 ° C menos que esta temperatura ideal: lo alcanzará después de unos pocos momentos. La mano está a la temperatura del cuerpo humano y, por lo tanto, calienta el vino. Por eso es mejor sostener el vaso por el pie
¿A qué temperatura debe servirse cada vino?

Cada tipo de vino se merece una temperatura de degustación muy específica. Respetando la temperatura adecuada de servicio, el alcohol desarrolla todos sus aromas y ofrece su mejor buqué. La función de las vinotecas de servicio y de una parte de las vinotecas polivalentes Climadiff es precisamente la de dar a cada vino esa temperatura ideal de servicio.

Entonces, ¿a qué temperatura debe servirse cada vino?

Esta es una pregunta crucial donde las haya y por ello le ofrecemos un breve resumen de las temperaturas de servicio generalmente admitidas en un servicio por copa óptimo:

  •  Burdeos: de 17°C a 18°C ;
  • Tintos de Borgoña: de 15°C a 16°C ;
  • Tintos ligeros y vinos de Alsacia: de 10°C a 14°C ;
  • Champanes de calidad y vinos blancos “con cuerpo”: de 10°C a 12°C ;
  • Rosados y blancos secos y ligeros: de 8°C a 10°C ;
  • Blancos suaves y dulces: de 7°C a 9°C

Consejos y trucos para usar su bodega de envejecimiento

La bodega de envejecimiento Climadiff envejecimiento está diseñado para ofrecerle durante muchos años la felicidad única de preservar y florecer sus botellas de vino en las mejores condiciones. La buena gestión de su bodega optimizará su placer y le ofrecerá una degustación de los más calificados.
Escoger la ubicación adecuada

Las vinotecas Climadiff ofrecen una libertad total a la hora de escoger su ubicación. Sencillamente, el lugar que haya escogido para instalarla ya condicionará su elección.

Un diseño cuidado, una puerta compacta o acristalada, un sistema de invierno para las estancias de la casa sometidas a temperaturas inferiores a 10°C (pero sin heladas)… las posibilidades son numerosas.

No obstante, debe evitar la exposición al sol y la proximidad del coche o la caldera, así como de olores a gasóleo y pintura, ya que todos estos elementos pueden alterar el vino.

Controlar el envejecimiento en función de las temperaturas

Para los más entendidos: el escalonamiento de temperaturas en el interior de una vinoteca (polivalente o de servicio) permite controlar con precisión el envejecimiento en función de la fecha prevista de degustación.

Mientras que la zona de 10°C-14°C reproduce la temperatura estabilizada de las mejores bodegas subterráneas, el envejecimiento se acelera cuando una botella se coloca en una zona más “cálida”, con una temperatura superior a 12°C. Y, por el contrario, se ralentiza en una zona más fresca con una temperatura inferior a 12°C.

Llevar el registro de una vinoteca, su memoria

Con el paso de los meses y los años, llegará a reunir hasta varios centenares de botellas (en el caso de las vinotecas más grandes).

Por tanto, es esencial mantener y administrar la “memoria” de la vinoteca. Algunas vinotecas Climadiff de puerta compacta incluyen un registro en la contrapuerta (invención de Climadiff). En su defecto, deberá disponer de un libro de bodega.

El registro y el libro de bodega deben contener datos como la fecha de entrada, el número de botellas, la añada, la fecha estimada de consumo ideal, el precio de compra, si se desea, y, por supuesto, la ubicación en las bandejas. También puede añadir sus comentarios personales de degustación.